fbpx
Calzado seguridad

Zapato de seguridad, protege tus pies.

Algunas veces los hemos podido pasar por desapercibidos, pero debemos de conocer lo importante que es la utilización de zapatos de seguridad según la actividad laboral que realices, así tus pies estarán protegidos de los materiales, maquinaria o productos químicos. Esto pasa porque nuestros pies están muy expuestos a las lesiones y para prevenirlas necesitamos buenos y cómodos zapatos de seguridad. Si hablamos de zapatos de seguridad lo primero que se nos viene a la mente son unos zapatos toscos, pesados, incómodos, pero en la actualidad tienes varios tipos de zapatos de seguridad muy cómodos y que se adaptan al tipo de actividad laboral.

Los Zapatos de seguridad se utilizan en las diferentes actividades laborales como equipo de protección laboral, sobre todo para proteger a los trabajadores de los diferentes riesgos, por lo tanto, principalmente están destinados a la protección de los dedos de los pies y la planta del pie.

Por lo tanto según el nivel de protección que ofrece el calzado se puede clasificar en:

Calzado de seguridad: este es un calzado de uso profesional que ofrece protección en la parte de los dedos, incorporando elementos de protección destinados a proteger al usuario de las lesiones que pudieran provocar los accidentes en el lugar de trabajo para el que han sido adquiridos. Están diseñados para soportar un impacto con un nivel de energía de 200 J.

Calzado de protección: este es un calzado de uso profesional que ofrece protección en la parte de los dedos de los pies, incorporando una puntera que te protege contra impactos de 100 J de energía en el momento del choque.

Calzado de trabajo: es un calzado para uso profesional que incorpora elementos de protección destinados a proteger al usuario de las lesiones que pudieran provocar accidentes y no llevan tope de protección en la zona de la puntera.

Normativa y clasificación

El calzado de seguridad debe cumplir una normativa que es EN20345. Por lo tanto, nuestro calzado de seguridad debe incorporar ciertos elementos para que cuando los utilicemos no suframos ningún tipo de lesión por cortes, fuego, agentes químicos. Se clasifican en dos factores: por el material en el que han sido fabricado y por las propiedades.

Tipos de materiales:

  • Clasificación I: en está clasificación el calzado ha sido fabricado en cuero y otros materiales.
  • Clasificación II: este calzado es para el agua, y ha sido elaborado en caucho o materiales poliméricos.

Propiedades según Clasificación I

  • SB: calzado de seguridad de utilización profesional, con puntera resistente a un choque equivalente a una energía de 200 J.
  • S1: SB+ Zona del tacón cerrada + Antiestático + Absorción de energía en la zona del tacón.
  • S2: S1 + Resistencia a la penetración y absorción de agua.
  • S1P: S1 + Resistencia a la penetración de la suela (P).
  • S3: S2 + Resistencia a la penetración de la suela (P) + Suela con resaltes.

Propiedades según Clasificación II

  • SB: Calzado con tope de seguridad interior puntera resistencia a 200 J.
  • S4: SB + Calzado antiestático + Absorción de energía en la zona del tacón.
  • S5: S4 + Resistencia a la penetración de la suela (P) + Suela con resaltes.

Además el calzado de seguridad debe cumplir los siguientes requisitos de resistencia al deslizamiento:

  1. SRA: resistencia al deslizamiento sobre suleo de bladosa cerámica con lauril sulfato sódico.
  2. SRB: resistencia al deslizamiento sobre suelo de acero con glicerina.
  3. SRC (SRA + SRB): resistencia al deslizamiento sobre bladosa cerámica con lauril sulfato sódico y sobre suelo de acero con glicerina.

¿Cómo seleccionar tus zapatos de seguridad?

Para elegir bien tus zapatos de seguridad debes tener en cuenta:

  • Si tu trabajo requiere estar muchas horas de pie.
  • La actividad laboral que vas a realizar ya que es muy importante que las características se adecúen al trabajo que se vaya a desarrollar.
  • Asegúrate de elegir la talla correcta es aconsejable que te los pruebes al final del día.
  • El peso del zapato para mayor comodidad sería conveniente que elijas el más ligero.
  • El zapato tiene que ser transpirable para que no recaliente el pie.
  • Tiene que poseer un cierre adecuado para evitar la entrada de cuerpos extraños.
  • También es muy positivo a tener en cuenta la impermeabilidad del calzado ya que así evitaremos la entrada de líquidos.
  • El zapato tiene que ser flexible para que permita que el pie se mueva con normalidad y cómodamente.

No Comments

    Leave a Reply